Compartir en redes sociales tiene consecuencias

Compartir en redes sociales tiene consecuencias

Los alumnos de ciclos formativos de grado medio de Impresión, Preimpresión y SMR de Tajamar mantuvieron un coloquio, sobre lo que compartir en redes sociales y sus consecuencias, con José María y María, dos agentes expertos de la policía nacional en delitos en la red. Los agentes explicaron a los jóvenes que “las fotos y videos que subes o compartes y lo que escribes no te exime de responsabilidad, sobre todo cuando aquello es un delito. “Un ejemplo claro: la posesión de pornografía infantil por compartir imágenes que te envían y de las cuales no puedes ni debes hacer uso sin el consentimiento de la persona que allí aparece”, contaba José María.

“No os podéis hacer idea de los dramas que viven muchos adolescentes porque una foto íntima que compartieron en redes sociales con otra persona acabó llegando donde no debía y ahora ya no la puede borrar”, les decía María a los alumnos de grado medio de preimpresión. Y añadía: “¿qué le dices a una persona que acude a la comisaría con ese caso y diciendo que sufre por eso una gran depresión…? Pues que tendrá que aprender a vivir con ello, porque ya no se puede parar esa corriente”, reconocía esta misma policía. Aconsejó a los jóvenes a denunciar a través del Facebook de la Policía aquellos comportamientos que puedan parecer delictuosos.

Piénsatelo dos veces antes de compartir

Compartir en redes sociales tiene consecuenciasHay que pensarse dos veces las cosas antes de hacerlas. En concreto, antes de compartir en una red social un contenido personal, porque la capacidad de difusión de las redes sociales es enorme. Pero quien difunde un contenido que le llega no está eximido de responsabilidad. Estos profesionales de delitos en redes sociales contaron el caso reciente de setecientas personas que están siendo investigadas por compartir el video íntimo de un personaje público.

Los jóvenes de grado medio de Fp aprovecharon la ocasión para preguntar a estos dos policías algunas cuestiones de actualidad sobre acoso en las redes sociales. Es un terreno en ocasiones ambiguo o anónimo, pero que no exime de responsabilidad. Y añadían: “cuidado con los me gusta que dais en Facebook, porque os hacen responsables en cierta medida”.

Animaron a los jóvenes a hacer un uso muy profesional de las redes sociales. “Ellas –decían- hablan de ti. Según te muestras en ellas, esa será la imagen que traslades al mundo y ello te puede favorecer o jugar malas pasadas profesionalmente, por ejemplo, en un proceso de selección”.

Al final del coloquio sobre el uso de las redes sociales, estos profesionales aconsejaron servirse de las redes sociales de la policía para denunciar lo que consideren que es caso de abuso, sexting, bullying, o cualquier otro delito. Y, también, a tener cuidado con la información que damos, pues puede ser utilizada en nuestra contra. Se refería al caso de una familia que había perdido todo su mobiliario el día de la mudanza. “Llevaban semanas compartiendo en Facebook detalles de su casa, de la nueva casa donde iban a vivir, etc. El día de la mudanza se presentó un camión para recoger los muebles. Al cabo de una hora llegó otro (el contratado) y supieron que habían perdido todo su mobiliario”.